Collares educativos

Para resolver esas dudas que nos surgen sobre la utilización de esta herramienta de adiestramiento os dejo la opinión que me merecen este tipo de collares.

En muchos sitios se habla de este tipo de collares y como siempre hay diferentes opiniones al respecto, todas ellas respetables, pero yo voy a dar la mía basándome en mi experiencia con Dexter.

El uso del collar educativo

Quiero resaltar que si decidís usar esta herramienta para ayudar con la educación de vuestro compañero consultéis a un adiestrador canino cualificado, pues usada incorrectamente puede ser contraproducente.

Hay una gran variedad de este tipo de collares, y con diferentes prestaciones como poder regular los niveles de impulso, impulso continuo, señales sonoras o vibración.

Para mi es una herramienta que puede salvar la vida de nuestro compañero, porque a cuantos os ha pasado que vuestro perro ha cruzado la calle, o se ha ido detrás de un gato o de un conejo. Y qué decir de los perros que son envenenados o que han comido carne con clavos. A mí me ha pasado desgraciadamente y es un momento en el que se te encoge el corazón.

Si tenemos un perro que sigue un rastro y no hace caso, que ve un conejo o gato y sale disparado (como es el caso de Dexter), o se come todo lo que pilla por el suelo, el collar nos va a ayudar a evitar estas situaciones de peligro.

Una ventaja de estos collares es que al poder regular los niveles de intensidad, vamos a crear al perro una molestia que actuara como refuerzo negativo y no como castigo. Os invito a que lo probéis primero con vosotros para que sepáis la sensación que experimentara vuestro perro y os planteéis si merece la pena que esa molestia le pueda salvar la vida algún día.

Por último deciros que hay varias formas de usar el collar y en mi caso lo hago pensando en quitárselo después de un tiempo. Y este periodo nos lo va a dar el tipo de perro y grado de pulsión hacia el estimulo que provoca la desobediencia, que en el caso de Dexter se ha traducido en dejar de usarlo a menos que estemos en un lugar donde pueda aparecer un conejo, gato o cualquier animal que pueda ser cazado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *